Traduciendo los sentimientos

martes, 22 de julio de 2014

EL DESIERTO

El sol implacable caía sobre nuestros cuerpos, ni una sombra donde cobijarse, ni una gota de agua que alentase la marcha. Tanta sed.
Mirarnos a los ojos, eso fue lo que nos sacó del desierto.

2 comentarios:

Marsar dijo...

"Mirarnos a los ojos, eso fue lo que nos sacó del desierto." <---- ¡Qué bonita frase! ♥

Cora Burgos dijo...

Gracias Marsar. Es la única forma de saltar por encima de la adversidad.