Traduciendo los sentimientos

lunes, 18 de marzo de 2013

RESPIRANDO TINTA

Ahora yo también manejo un lápiz. Uno diferente pero que me identifica contigo. Tal vez me gusta tanto porque puedo sentir lo que tu sientes cuando te pierdes en tus papeles y tus pensamientos. Ahora se lo que significa abstraerse totalmente, no enterarse de nada de lo que ocurre a tu alrededor y pensar que lo que haces en ese momento es lo más importante y te va la vida en ello. Aparcas el latido cardíaco para no sentirlo. Aparcas cualquier preocupación ajena o cercana y sólo ves la paleta de colores. Tal vez este trazo más grueso o este más liso. Tal vez este rojo bermellón o este azul pavo vendrían bien como colofón. Alrededor todo sigue sucediendo pero tu, yo, estamos ahí y ni siquiera vemos que la vida pasa porque. Cada día hacemos un nuevo hallazgo en las mezclas y descubrimos un efecto diferente en función de que el lápiz se mueva en un sentido u otro. Cada día nos levantamos con la ilusión de plasmar algo diferente, que aquello que imaginamos adquiera vida. Yo dibujo sentimientos. Dime que dibujas tú. Yo te quiero como el primer día. Estoy segura de que tú a mi también.

No hay comentarios: